Inicio >> El colesterol >> El colesterol

El colesterol

El colesterol es un tipo de lípido que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. La mayoría de los tejidos corporales producen colesterol aunque los órganos que sintetizan la mayor parte son el hígado y el intestino delgado.

La función principal del colesterol es colaborar en el transporte de la materia grasa a través del torrente sanguíneo. Las materias grasas no son solubles en agua y, por eso, necesitan desplazarse por la sangre ‘encapsuladas’. Estas capsulas son las llamadas lipoproteínas, que están formadas por una parte de proteína y una parte lipídica compuesta por distintos tipos de grasas.

Hay dos tipos de lipoproteínas en el torrente sanguíneo:

  • Lipoproteínas de Baja Densidad (LDL), responsable de sacar lípidos del hígado y distribuirlo por el organismo
  • Lipoproteínas de Alta Densidad (HDL), que recoge materias lípidas sobrantes del cuerpo y las envía al hígado para procesarlas

Estas lipoproteínas, y las materias que transportan, tienen un importante papel en la producción de determinadas hormonas (progesterona, testosterona, estradiol y cortisol), así como del ácido biliar y la vitamina D.

Aproximadamente la mitad del colesterol que necesitamos lo produce el propio organismo. El resto del colesterol que necesitamos llega a nuestro cuerpo a través de la alimentación pero sólo los alimentos de origen animal contienen esta sustancia. Las yemas de huevo y las vísceras (hígado, riñones, molleja y cerebro) son los alimentos más ricos en colesterol aunque también está presente en los lácteos, la carne de res, la carne de aves y los mariscos.

El organismo necesita del colesterol, o las lipoproteínas, para su correcto funcionamiento, no obstante un exceso de colesterol o, mejor dicho, una mala calidad de colesterol puede ser muy perjudicial.

Controla tu...
Drogas