Artículos de la etiqueta Aterosclerosis

Evolución de la arteriosclerosis (aterosclerosis)

Evolución de la arteriosclerosis (aterosclerosis)

La aterosclerosis (también conocida como arteriosclerosis) es una acumulación de material graso en las paredes arteriales. En el desarrollo de la aterosclerosis podemos distinguir cuatro fases

Aterosclerosis: Factores de riesgo

Se consideran factores de riesgo determinados signos biológicos, estilos de vida o hábitos adquiridos cuya presencia aumenta la probabilidad o el riesgo de presentar alguna de las manifestaciones clínicas de la aterosclerosis (o arteriosclerosis).

Riesgo de arteriosclerosis: Hipertensión

La presión arterial, tanto la sistólica como la diastólica, aumenta el riesgo de infarto de miocardio, de accidente vascular cerebral, así como de insuficiencia cardíaca congestiva e insuficiencia renal.

Riesgo de arteriosclerosis: el tabaco

Son muchos los estudios epidemiológicos que han demostrado claramente la relación entre tabaco y arteriosclerosis. El consumo de cigarrillos aumenta el riesgo de cáncer de bronco-pulmonar, de enfermedad vascular periférica, de infarto de miocardio y de muerte súbita.

Incidencia de la arteriosclerosis (aterosclerosis)

En los países que mantienen estadísticas exhaustivas y fiables sobre su sistema sanitario, las enfermedades del aparato circulatorio son la principal causa de muerte. Se calcula que entre el 25% y el 45% de las muertes están relacionadas con complicaciones vasculares.

Trombosis

La trombosis es un problema vascular relacionado con la aparición de trombos, o masas de sangre coagulada, que bloquan total o parcialmente el interior un vaso sanguíneo.

La arterioesclerosis (aterosclerosis)

La arterioesclerosis (aterosclerosis)

La aterosclerosis – conocida por prácticamente todo el mundo como arteriosclerosis – es una enfermedad de las arterias caracterizada por la aparición de placas de grasa, denominadas placas ateromatosas, en la superficie interna de las paredes vasculares.

LDL: El colesterol 'malo'

LDL: El colesterol ‘malo’

Las Lipoproteínas de Baja Densidad (LDL por sus siglas en inglés, low density lipoprotein) se encargan de distribuir las grasas por el organismo.

Las arterias coronarias

Las arterias coronarias se encargan de suministrar sangre al músculo cardiaco. Del mismo modo que todos los demás tejidos del organismo, el corazón necesita un aporte continuo de oxígeno para funcionar. El oxigeno llega al corazón a través de la sangre que entra en él desde las arterias coronarias.

Enlaces patrocinados